RETRATOS FEMENINOS

Actualizado: 8 ene

Entrevista de Gonzalo Sáenz a Pilar Úcar Ventura


Es un placer entrevistar a Pilar Úcar a propósito de su faceta como escritora. Pilar es Doctora en Ciencias de la Educación y Licenciada en Filología Hispánica. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid). Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y en universidades extranjeras: Wharton College, Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca y en el Tecnológico de Monterrey (México). Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español y en el análisis del discurso jurídico. Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas, Cuadernos didácticos para el guion de cine (C.D.G.), En el aula de Lengua y Cultura, Idea y redacción. Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, entre otras. Últimamente ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción. Actualmente imparte los cursos de Lengua española: normas y usos en 1º de TI y RITI y Lengua y Literatura en 3º de RITI.


Pilar Úcar tiene más de veinte años de experiencia como profesora de la Universidad Pontificia Comillas, y en los últimos años ha impartido, entre otras, las siguientes asignaturas:

  • Lengua y literatura españolas

  • La cultura española a través del cine y la literatura

  • Técnicas de comunicación escrita

  • Género y lenguaje sexista en publicidad y medios de comunicación

  • La cultura española a través del cine

  • Literatura Española de la Guerra Civil a la Transición


¿Cómo fueron tus comienzos en la escritura?

Siempre me ha gustado escribir. Desde pequeña inventaba cuentos y luego me gustaba escenificarlos.

Gané algún premio literario de niña y no fui a recogerlo por pura vergüenza. Siempre ando escribiendo: en el teatro, en las exposiciones, en casa, listas y notas, postits con recados, ideas…luego toman forma en relatos o párrafos sin más.

A veces leo de manera anónima a mis amigas alguna página que les digo he encontrado en Internet o en mis clases de Literatura a mis alumnos, les pregunto qué les parece y así hacemos el comentario literario que tanto les disgusta.

¿Cuántas obras tienes publicadas? La mayoría son académicas, centradas en la enseñanza de la lengua y del cine. Muchas ediciones críticas de obras clásicas como Fuenteovejuna, Romancero y sobre los poemarios de Antonino Nieto Rodríguez. Sobre viajes y experiencias personales. Los dos últimos libros que han salido este diciembre son Retratos femeninos: vida y obra de mujeres especiales con la editorial Literatura Abierta (Torre de Lis) y Sé por lo que estás pasando. Relatos y poesía (en coautoría con Rosa Amor) de ediciones Isidora.


¿Te inspiró alguna persona o alguna situación en particular para tu último libro? Eso de la inspiración tiene mucha gracia. A veces creemos, que llega la musa en forma de aire o paloma o algo ambiguo y ¡zas! Ya tenemos la idea y el libro. En mi caso, lo que se denomina inspiración es tiempo y trabajo: fijarme mucho a mi alrededor y poner la oreja, mirar con los ojos de la inteligencia y de la cara. Vamos, que la vida es la inspiración; la cultura, los recuerdos y los sueños, las ilusiones. A veces la inspiración nos hace perder el pie en la realidad y si no escribes ciencia ficción, no resulta verosímil lo que estás contando. Sí hay personas que provocan ciertas anécdotas. Por ejemplo, en el de Retratos femeninos que es una recopilación de vidas y obras muy “singulares”, pensé en la vida de mi hija Jimena a quien va dedicado el libro. Para mí ella es muy especial y compartimos, por ejemplo, médula.

¿Qué van a encontrar los lectores entre las páginas de Retratos femeninos? Muchas vidas. Muchas experiencias de mujeres conocidas y desconocidas; páginas de viajes y circunstancias personales, algunas sufrientes y otras variopintas. Todas ellas son “hijas” y personajes de su época; se puede conocer también cómo era la historia y la sociedad de su momento. Son mujeres que han pasado a la Historia con mayúscula y otras que la siguen haciendo. Permiten conocerlas de cerca con lo que yo llamo breves pinceladas de sus propias semblanzas. Captar el interés del lector para que sigan investigando más sobre ellas, por ejemplo.

¿Tienes un horario propicio para ponerte a escribir? ¿Cómo compatibilizas la vida familiar, laboral, social y la escritura? Sí. Sobre todo al levantarme muy temprano. Para las seis o seis y media de la mañana ya estoy despierta y en pie: estos horarios son la secuela de mi tiempo hospitalizada por una leucemia hace dos años, y me acostumbré y lo sigo haciendo a organizar el día desde las primeras horas. Noto mi cabeza despejada. A partir de las 9 o las 10 de la noche ya no soy persona.

¿Qué estás leyendo actualmente? Acabo de leer Niebla en el alma, una novela negra nórdica de Ragnar Jönasson. Me atrapa su estilo tan cinematográfico y prefiero no hacer comentario de la intralectura que se deriva de estos autores del norte de Europa y todo lo que esconden en sus libros sobre cultura, costumbres de sus países.

¿Tienes otros proyectos literarios en marcha o en mente? Estoy escribiendo un libro de microrrelatos con la escritora María Embid y participo en un volumen dedicado a Galdós. En mente siempre hay algo y aunque no sé qué tal me manejaré escribiendo “en largo”, me gustaría materializar una novela que continuara lo que he contado en los relatos de Sé por lo que estás pasando con los dos protagonistas Emma y Ramón. Ya veremos qué tal sale.

¿Cuáles son tus autores preferidos clásicos y a quién recomendarías leer de la literatura actual? Sin lugar a dudas, Quevedo y luego Valle-Inclán. Dos tipos muy cultos que conocen muy bien su época y dominan la redacción con una habilidad inusitada, además de los distintos géneros literarios. el sentido de humor de ambos es muy atractivo. Es una lectura nada fácil pero muy gratificante. Lo mismo sirve para pasar el rato que para aprender y siempre, disfrutar.

¿Algún consejo a los nuevos escritores?

Que escriban. Que pongan en papel lo que piensan, lo que sienten y lo que sus sentidos les transmiten. Hay que llevar una libreta o una grabadora y vivir con intensidad nuestra vida y la ajena para nutrirnos de materia, para sumar y divertirse.

Siempre plasmar todo lo que se nos pasa por la cabeza; es un buen ejercicio para evadirse y para conocerse.

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo