Jon marcaide

Entrevista de Ginés J. Vera


Jon Marcaide: «Quiero que al menos la gente estime a nivel conceptual los fenómenos, la belleza y las curiosidades del universo».


Me concede una interesante entrevista Jon Marcaide Osoro (Elgueta, Guipúzcoa; 1950), uno de los grandes astrofísicos españoles. Catedrático de Astronomía y Astrofísica en la Universidad de Valencia y profesor de investigación del CSIC. Marcaide es Académico de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Además, ha sido asesor de la NASA y fundador de la Sociedad Española de Astronomía. Ha publicado recientemente un libro de divulgación científica por el que le pregunto.

P.: En el prólogo de Últimas noticias del universo (Espasa), Luis Felipe Rodríguez indica que este es un libro “indispensable para aquellos lectores que quieren tener una visión de 360 grados de la frontera del conocimiento astronómico”. Me gustaría que nos lo comentase también a la luz de otro punto del prólogo donde se afirma que este libro culmina su interés “por hacer llegar a la gente común y corriente los temas frontera de la astronomía”.

R.: En el libro quiero entretener y educar sobre nuestro conocimiento actual del universo. No incluyo en el ni a la Tierra ni al Sistema Solar. Me refiero a universo en mayor escala que el Sistema Solar. Quiero tratar un hito realmente histórico reciente: el descubrimiento de las ondas gravitatorias. Y a partir de ello quiero ir explicando lo esencial de los fenómenos y objetos astronómicos mas relevantes que interesan al público y conforman nuestro pensamiento actual. Todo está de algún modo relacionado, lo que normalmente no se enfatiza. Yo quiero enfatizar eso. Para ello tengo un relato y un poco de ficción. Lo escribo lo más sencillamente posible. Quiero que entretenga a personas desde los 16 años en adelante. Para algunos será mas fácil, para otros algo mas dificultoso. Pero aparte de las descripciones razonadas está el relato de 3 años de la vida del relator explicando todo de manera sencilla a su hermana. Y también el viaje que hace el relator a España lo utilizo para contar cosas científicas, pero también para indicar algún pecado (de los muchos que tiene) de la universidad española. El libro se puede leer de muchos modos y contiene muchos guiños, aparte de unas cuantas anécdotas que conozco de primera mano.

P.: Háblenos de la trama con la que ha ido tejiendo los 38 capítulos de Últimas noticias del universo, los distintos temas tratados están relacionados entre sí de modo que una vez entendido uno es más fácil entender el siguiente. Todo y que en la introducción nos habla de que este libro es “una especie de curso informal de física y cosmología”, incluso de que los capítulos pueden leerse de manera independiente.

R.: Por no haber leído este párrafo antes creo haber contestado a mucho de el en el primer punto.

El libro contiene casi todos los temas de un curso de astrofísica y cosmología, pero a un nivel muy asequible para alguien sin formación matemática, pero con capacidad de razonar. En ese sentido es una introducción para los jóvenes que todavía no han cursado en la universidad. En efecto, un modo de leer el libro es empezando por el tema que interesa. Como los temas están relacionados, eso incitará al lector a ir a otro tema y a otro tema. Al final decidirá que quiere leer todo el libro secuencialmente porque es parte de algo mas, como lo dice el prologuista en su última frase.

P.: Dado que uno de los objetivos de Últimas noticias del universo es “que los jóvenes se interesen por la ciencia” –comenta en la introducción–, vemos que solo ha incluido en él una fórmula científica. Creo que la única que también incluyó Stephen Hawking en el libro también divulgativo Breve historia del tiempo. La famosa E= mc2. Coméntenos esta decisión y ese paralelismo entre ambos enfoques divulgativos en ambos libros.

R.: Esa fórmula es conocida por todo el mundo. Su significado también, aunque quizás no tanto. A mucha gente que no tiene formación matemática el ver fórmulas lo echa para atrás, lo predispone en contra de la lectura del libro. Pero yo quiero que al menos la gente estime a nivel conceptual los fenómenos, la belleza y las curiosidades del universo. Muchos conceptos profundos se pueden explicar sin fórmulas. Es importante entender las cosas solo con palabras. El conocimiento con fórmulas es más completo, pero no es del todo necesario para algo a este nivel.

P.: Entre los distintos temas que aborda en Últimas noticias del universo están las ondas gravitatorias, los cuásares, la materia oscura o los agujeros negros entre otros. Creo que uno de los capítulos más curiosos es el 30, el titulado “Viaje en el tiempo”. Quizá el más ficcional y, acaso por ello, me gustaría que nos hablase sobre él, sobre los viajes en el tiempo a partir de lo que leeremos en su libro.

R.: Me gusta mucho esta pregunta. También las anteriores, pero esta pregunta indica que ha leído el libro con detalle y se ha dado cuenta que el capítulo 30 es de otra naturaleza: pura ficción con la ayuda de un personaje ficticio cuyas propiedades pueden dar qué pensar. Ese capítulo complementa o da sentido al capítulo 29, más dificultoso que otros capítulos y necesario para describir el universo temprano. A través de esa ficción se puede visualizar de algún modo la evolución del cosmos desde el Big Bang. Voy dando visualización a sus contenidos, a su evolución. Para ello he tenido que utilizar una escala logarítmica de tiempos y temperaturas. El lector tendrá que hacer un esfuerzo para entender eso, pero se alegrará cuando lo consiga pues todo es más fácil. Siendo todo el libro original, este capítulo es el más original. El día que lo escribí de un tirón en medio del confinamiento me sentí feliz.

P.: Aunque Sam, el personaje principal de Últimas noticias del universo, comienza narrando las diferentes historias desde el MIT en Cambridge (Massachusetts, EUA), también tiene oportunidad de viajar. Por ejemplo, a Santander, en España. En ese “Viaje al norte”, Sam comenta que aunque esta ciudad no disponga de telescopios o radiotelescopios se investiga en cosmología con observatorios internacionales. Explíquenoslo al hilo de esa aclaración que leemos acerca de que la astronomía está muy internacionalizada, que lo más importante no son tanto los recursos propios como tener buenas ideas y ordenadores potentes. ¿Es una invitación para que cualquiera –o casi– de nosotros podamos comenzar a estudiar astronomía y cosmología?

R.: En casi toda mi carrera las instituciones en las que he trabajado no han tenido recursos propios para mis investigaciones. Pero se podía conseguir esos recursos en competencia internacional haciendo propuestas para realizar observaciones para estudiar algo. Comités internacionales evalúan esas propuestas y conceden tiempo a coste gratis en instrumentos muy caros. Yo he investigado en radioastronomía durante 40 años con los mismos recursos que obtienen las mejores instituciones en competencia directa con ellas. Sí, las ideas son lo más importante. Cualquiera de nosotros con pasión por algo puede conseguir recursos para investigar. A veces la comunidad puede ser ruin, pero en general la comunidad científica es muy generosa con la gente con ideas y empuje. Nadie debe quedarse atrás si tiene conocimientos e ideas porque no tenga recursos. Debe buscar esos recursos. En general los conseguirá. Será un camino duro, pero se puede andar ese camino.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo