ÁNGELA MARTÍN DEL BURGO

Actualizado: 10 ene

Entrevista de Gonzalo Sáenz a Ángela Martín del Burgo


Es un placer entrevistar a Ángela Martín del Burgo (Morón de la Frontera, Sevilla), doctora en Filología y profesora de Lengua española y literatura, novelista, autora teatral y poeta.

Ha publicado las novelas El recitador de poemas (2020), El mundo entero pasa por Marsella (2015), Asesinato en la Gran Vía (2012), Ningún camino de flores conduce a la gloria (2005) y Cenizas sobre un mar de agosto (2000), así como el libro de relatos La muerte de Mário de Sá-Carneiro o La soledad y el poeta (2007). Ha participado en la antología Cuentos del coronavirus (2020) con un relato titulado 666. Finalista en el VIII Premio Wilkie Collins de Novela Negra con la novela El retratista de mujeres (inédita) y en IX el premio Wilkie Collins de Novela Negra con la novela Un camerino en el María Guerrero (Torre de Lis, 2021).



Las obras teatrales: El idiota (2018), en colaboración con Á. Álvaro Martín del Burgo. (Basada en la novela de F. M. Dostoyevski). Y Embarcados, finalista del XIII Premio El Espectáculo teatral.

Los poemarios: Dónde la muerte en Ámsterdam (2017), Enigma y misterio de Italia, y otros poemas (2016), Poemas de viaje (2011), Caducidad de lo real (Premio Ciudad de Miranda, 1996), La mirada asombrada y Un sueño breve.



¿Cómo fueron tus comienzos en la escritura?

Comencé escribiendo poesía. La novela me salió al encuentro y me ofreció toda su compañía. Desde entonces no me ha abandonado. Es una compañía que quisiera diaria, aunque no me gustaría que los otros géneros literarios se mostrasen celosos de ella.

¿Cuántas obras tienes publicadas?

Atendiendo a los tres géneros literarios, he publicado unos 16 libros de mi sola autoría, entre novela, poesía y teatro. A esto habría que añadir poemas en unas 10 antologías, artículos en unas 5 revistas literarias y en Actas en Congresos. Y siempre, obra inédita que queda por publicar.

¿Te inspiró alguna persona o alguna situación en particular para tu último libro?

Una vez publicada la obra de teatro El idiota, basada en la novela homónima de Dostoievski, yo imagino que se representa en el Teatro María Guerrero y escribo la novela Un camerino en el María Guerrero. Finalmente, se representó en ese teatro; la imaginación se adelantó a la realidad; aseguraría que leyeron nuestra obra de teatro y la recrearon sin citarnos en ningún momento.

¿Qué van a encontrar los lectores entre las páginas de Un camerino en el María Guerrero?

Van a encontrar ficción dentro de la ficción, teatro dentro de la novela, pasiones amorosas, los impulsos que arrastran a actores y actrices a abrazar su profesión, salas y camerinos, espacios céntricos de Madrid, el Palacio del Tribunal Supremo, comisario, agentes de policía y abogados, y perplejidad, enigma y misterio.

¿Tienes un horario propicio para ponerte a escribir? ¿Cómo compatibilizas la vida familiar, social y la escritura?

Cuando se trata de novela o teatro escribo casi siempre por la mañana. Son las horas mejores. La poesía, en cambio, es impredecible, tiene que asaltarme y yo dejarme vencer en el asalto. Los artículos críticos permiten también flexibilidad horaria. En cuanto a la segunda pregunta, diría que he sobrevivido a la enseñanza compaginándola con la escritura. Del mismo modo, he compaginado la literatura con la vida familiar suprimiendo horas de ocio y diversión, y convirtiendo la literatura en el verdadero ocio, en el verdadero esparcimiento.

¿Qué estás leyendo actualmente?

Relatos de un escritor que me gusta mucho: El impulso creativo de W. Somerset Maugham. He leído también últimamente su novela El velo pintado, sobre la cual escribiré en alguna revista.

¿Tienes otros proyectos literarios en marcha o en mente?

Sí, he comenzado una nueva novela con protagonistas femeninos. También se publicará recientemente una reedición de Asesinato en la Gran Vía, cuya primera publicación fue hace diez años y de la cual pronto se agotaron los ejemplares. Fue recomendada muy especialmente en RNE por un poeta muy conocido y en otros espacios, alcanzando éxito.

¿Cuáles son tus autores preferidos clásicos y a quién recomendarías leer de la literatura actual? Dostoievski, Marcel Proust, Kafka, Somerset Maugham, Cesare Pavese, Agatha Christie, Simone Weill, Fernando Pessoa, Pío Baroja, Cernuda, los cuentos de Emilia Pardo Bazán … Pienso en dos poetas: Ernesto Cardenal, fallecido hace poco más de año y medio, y al cual considero uno de los mejores poetas en lengua española; y en un joven, que, pese a su juventud, ha publicado ya cuatro buenos libros de poesía, Ángel Álvaro Martín del Burgo.

¿Algún consejo a los nuevos escritores?

Que tienen que elegir entre la literatura, cuya característica es el estilo literario y, en la mayor parte de las veces, un camino de soledad, y lo que nos está dando el mercado, que es otra cosa bien distinta.

72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo